Mujer que abortó por golpiza da su testimonio

Yessica G. Ch. M. (26), la joven madre que perdió al bebé que llevaba en el vientre tras recibir una golpiza de parte de su marido, el taxista Jorge Luis Paredes Quiroz (28), habló sobre el martirio que vivía a diario con sus niños.

-¿Qué sucedió exactamente el lunes, cuando te golpeó hasta causarte el aborto?

Por jugar, mi hijo de 6 años se cruzó delante de él (de Jorge Luis Paredes) y le hizo botar el agua del balde que estaba cargando. Entonces Jorge cogió una escoba y lo golpeó varias veces.

-¿Cómo reaccionó usted?

Salí en defensa de mi hijo.

-¿Y después?

Jorge entró al cuarto y volvió a salir con una correa para pegarme (…) Me quedé paralizada del miedo mientras la golpeaba. Y mis hijos de 6 y 3 años vieron todo. Mi hija mayor, de 8 años, no estaba en casa.

-¿Qué hizo luego su pareja?

También le dio un correazo a mi hijo de 6 años. Fue entonces que mis dos niños, totalmente aterrados, corrieron hacia mí en busca de protección. Pero perdí el equilibrio y caí sobre una silla. En ese momento sentí un terrible dolor en el vientre. Sabía que algo malo había pasado (…) Luego Jorge se marchó sin importarle mi estado. A duras penas me paré y me dirigí al baño para sentarme en el wáter. Estaba sangrando. Segundos después, el feto se salió y cayó al inodoro.

-¿Es verdad que no quiso denunciar lo sucedido?

Es cierto. Por miedo a mi marido…

-Entonces, ¿cómo se atrevió?

Fueron mis vecinas quienes llamaron a la policía y me animaron a contar todo. Pero hoy tengo miedo de que, en venganza, ese hombre me quite a mis hijos. Mi madre me ha contado que lo han visto merodeando la casa.

-¿Le ha dicho que se los va a quitar?

Varias veces.

-¿Desde cuándo la maltrataba?

Desde que quedé embarazada de mi segundo hijo, que ahora tiene 6 años.

-¿Por qué la golpeaba?

Por celos. Es muy inseguro, creía que le iba a ser infiel, a pesar que todos los días me quedaba en casa cuidando a los niños. Cada vez que llegaba, buscaba en todos los cuartos pensando que encontraría a mi supuesto amante.

-¿Es cierto que le prohibió varias cosas?

Sí. No quería que use celular o que tenga una cuenta en Facebook… Y decía que debía pegarme porque solo así le haría caso.

-¿Piensa volver con él?

Ya no, porque esta vez ha matado al niño que crecía en mi vientre. Y si regresó, estoy segura que me asesinará.

-¿Qué espera de las autoridades?

Que me ayuden a proteger a mis hijos. Y que la gobernación me dé las garantías. Si algo me pasa a mí o a mis niños, él será el responsable.

-¿Te ha amenazado?

Sí, me ha dicho que retire la denuncia en su contra porque de lo contrario me pasará algo muy malo.

-¿Por qué soportó tantos años de maltratos?

Me mal acostumbré. Fue un gran error que no se repetirá.

-¿Dónde lo conoció?

Cuando él trabajaba como maestro de panadería en la tienda de mi padre. Pero en ese tiempo era tranquilo, cariñoso y atento. Después cambió para mal. (fuente: Satelite)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *