Valiente mujer policía de 19 años enfrenta a delincuente

Trujillo.- “Solo cumplí con mi trabajo”. Estas fueron las humildes palabras de Ana Bautista Caspa, la joven policía de tránsito de 19 años que ayer no dudó en enfrentarse a los pistoleros que asaltaron una agencia de transferencia de dinero, en la cuadra 6 de Pizarro. La valerosa acción de la agente permitió la captura de uno de ellos y recuperar parte del botín. Lo que hizo, sin duda, bien pudo haberle costado la vida, pese a ello, la resuelta muchacha ha dejado en claro que en su institución hay efectivos que están dispuestos a servir a la ciudadanía, aun a costa de su propia integridad.
“Trataba simplemente ayudar a una persona que me lo pidió. Dijo que habían asaltado la agencia y, bueno, solamente hice mi trabajo, porque para eso me entrenaron”, contó.
Pero en realidad Ana Bautista hizo mucho más que solo su trabajo. Y es que la novel suboficial, que hace apenas seis meses egresó de las aulas de la PNP en Yungay, en su natal Huaraz, había sido enviada a controlar el tránsito. No obstante, al ver al delincuente, no dudó en perseguirlo a pie.

DÍAS DE VIOLENCIA
Tal como informamos ayer, el atraco se produjo en pleno centro histórico. Eran las 9.30 a. m. cuando los criminales irrumpieron en Argenper, agencia dedicada al envío y recepción de dinero, y luego de encañonar al guardián y a los trabajadores, se apoderaron de 20 mil soles.
Al parecer habían “reglado” el negocio. Tras perpetrar el delito, salieron corriendo hacia Junín, donde les esperaban sus cómplices. En ese momento entró en acción Ana Bautista. Apenas los hampones abandonaron el local, los trabajadores fueron tras ellos.
“Los de la agencia salieron y empezaron a pedir ayuda. Entonces vi que uno de los ladrones corría con un arma en la mano y  lo seguí”, dijo la joven. “Yo estaba entre las calles Junín y Pizarro, controlando el tránsito”, agregó.
La agente corrió, pues, tras el sujeto; lo alcanzó y forcejeó con él para arrestarlo y, de paso, recuperar el dinero. Sin embargo, el sujeto le disparó, aunque un tanto desestabilizado. Por suerte, la bala no la alcanzó.
“Solo me rozó un brazo. Empecé a seguirlo con mi arma y felizmente lo alcanzamos con la alférez Fernández en la otra cuadra”, concluyó la valerosa muchacha, quien junto a su superior, la alférez Melisa Fernández Garay, logró recuperar 17 750 soles de los 20 000 que habían sido sustraídos.
A Víctor Salazar Torres (27), el detenido, se le encontró un revólver Smith and Wesson abastecido con cinco cartuchos sin percutir y uno percutido. Asimismo, ya en la comisaría de Ayacucho, sindicó como uno de sus cómplices al sujeto conocido con el alias de “El Mono”. Este, según explicó, es del sector La Poza de Buenos Aires. También identificó a un tal ‘Jonatan’, de La Esperanza, y a un tal ‘César’.
“Hace seis meses egresé, soy de la última promoción y solo he hecho mi trabajo”, volvió a decir Bautista. Lo cierto es que cumplió con su misión. Casos de valentía así no se ven con regularidad, aunque esa debería ser la consigna de cada policía en el país. Satelite

Deja un comentario