Río Chicama erosiona tierras de cultivo y amenaza vía a Cascas

Río Chicama erosiona tierras de cultivo y amenaza vía a Cascas
El aumento de caudal del río Chicama erosiona de manera peligrosa la carretera de penetración a la provincia Gran Chimú, en el tramo de Pampas de Jagüey, lo que significa que en el cualquier momento el tránsito puede quedar interrumpido.

El río ha direccionado su caudal hacia las tierras de cultivo de caña de azúcar de la empresa CasaGrande y constantemente socava un área de 300 metros acercándose
de manera riesgosa a la vía. Lo extraño del caso es que no existe defensas ribereñas, ni maquinaria de la empresa privada ni tampoco de alguna institución pública que desvíe el agua en otra dirección para proteger las tierras de cultivos y la carretera. Da la impresión que a nadie le importara los daños que se registra en esta zona.

No hay capacidad de respuesta
La primera vicepresidenta del Congreso de la República, Rosa María Bartra Barriga, manifestó que no se observa la capacidad de respuesta de las autoridades
frente a la emergencia que se vive en la región.

En este sentido, manifestó que requerirá al Gobierno Regional el plan de contingencia y el cronograma de acciones. “Que especifiquen que trabajo desarrollan
en la emergencia. Porque, en zonas donde no se han ejecutado trabajos de prevención y existe riesgo, por lo menos debería haber maquinaria que ejecute trabajos de protección”, expresó Bartra Barriga.

Respecto a la erosión de la carretera de penetración a la provincia de Gran Chimú que observó en su reciente recorrido por Pampas de Jagüey, lamentó que no se ejecute ningún trabajo de protección de la vía. “Tenemos que indagar de quién la responsabilidad de proteger esta vía y no lo está haciendo”, dijo. LaIndustria

Deja un comentario