¿Por qué hay problemas de abastecimiento de agua en Trujillo?

¿Por qué hay problemas de abastecimiento de agua en Trujillo?
Desde hace 21 días el suministro de agua potable en la provincia de Trujillo es irregular. En algunos sectores el líquido vital llega por periodos cortos de tiempo; mientras que en otros lugares las personas tienen que esperar los camiones cisternas para lograr tener acceso a un poco de agua.

Pero, ¿sabe usted amigo lector por qué el abastecimiento de agua se cortó y por qué no ha logrado restablecerse en la provincia? Pues bien, en el siguiente informe trataremos de explicar qué fue lo que sucedió y qué se está haciendo para que todo vuelva a la normalidad.

HUAICOS Y DESBORDES. Ocurre que el pasado 17 de marzo, dos días después de que Trujillo soportara el primero de los siete huaicos, el gerente general del Proyecto Especial Chavimochic (Pech), Miguel Chávez Castro, informó que se produciría un desabastecimiento de agua debido a la rotura del Canal Madre, en el sector La Rinconada.

Se dijo también que el daño se repararía en 24 horas, pues los técnicos del Pech trabajaban día y noche para solucionar el inconveniente.

Sin embargo, los siguientes huaicos que cayeron sobre la ciudad de forma consecutiva, provocaron roturas del Canal Madre en otros cuatro sectores.

SU IMPORTANCIA. Ahora bien, el Canal Madre tiene una importancia determinante para que el agua potable llegue al hogar de todos los trujillanos.

Y es que esta infraestructura hidráulica nace desde la bocatoma de Chavimochic construida en el río Santa, en la frontera con la región Áncash.

En ese lugar se capta el agua del referido río y a través del Canal Madre, que tiene una extensión de 155 kilómetros y que atraviesa Chao y Virú, se lleva el líquido elemento hasta la planta de tratamiento de agua potable en Alto Moche.

Una vez que el agua es tratada y está óptima para ser distribuida, se utiliza otro sistema para llevarlo hasta los pozos de Sedalib y luego hasta los hogares de los trujillanos.

Pero no hay que adelantarnos. Habíamos indicado que el Canal Madre sufrió cinco roturas en diferentes sectores y se tornó más complicado poder solucionar el problema y restablecer el servicio de agua.

Fue entonces que salió la figura del gobernador de la región La Libertad, Luis Valdez Farias, quien explicó que se iban a utilizar geomembranas para solucionar provisionalmente el tema de las roturas del canal y empezar a suministrar el agua de forma regular.

RÍO INCLEMENTE. El 26 de marzo, cuando los técnicos del Pech culminaron con las reparaciones del Canal Madre y el gerente general Miguel Chávez anunciaba que el servicio de agua se restablecería en toda la provincia, el río Moche terminó, aunque parezca irónico, aguándonos la fiesta.

Sucede que esa noche, el caudal del río Moche llegó a un nivel nunca visto en la historia y terminó por dañar gravemente la tubería matriz, la misma que permite llevar el agua hasta los reservorios de Sedalib.

Esta tubería pasa por debajo del río y resulta sumamente complicado poder repararla.

El tema se agravó cuando se supo que parte de esa instalación tenía que ser cambiada y las piezas se mandan a confeccionar a la medida en el extranjero.

Sin embargo, la buena noticia llegó el último domingo, pues el gobernador Luis Valdez anunció que la tubería y piezas que serán cambiadas para reparar los daños en la tubería matriz ya están en Trujillo y solo se espera desviar el cauce del río para poder empezar a trabajar.

UNA SEMANA. Todo este trabajo tenía un plazo de ejecución de 15 días, pero ha sido el propio Luis Valdez el que ha dicho que se espera el tiempo se reduzca en un 50%, es decir siete días.

Mientras tanto, el Centro de Operaciones de EmergenciaRegional (Coer) ha instalado tres bancos de agua en diversos sectores de la provincia para suministrar agua a la población.

Hay sectores de Trujillo que afortunadamente les llega agua a sus hogares; pero en los distritos de La Esperanza, Florencia de Mora y El Porvenir, la ciudadanía sufre todos los días por lograr tener acceso al líquido elemento.

EN LA CANCHA DEL PECH. Oscar Delgado, gerente de Sedalib, explicó ayer a Correo que no puedo aventurar y señalar una fecha en la que se restablecerá definitivamente el servicio de agua, pues en este momento, todo depende del Pech.

“El Canal Madre es una infraestructura de Chavimochic y la tubería matriz, actualmente dañada, también. Por eso, mientras ellos (Chavimochic) no reparen los daños, nosotros como Sedalib no vamos a poner suministrar el agua a la población”, enfatizó.

SOLO LOS RESERVORIOS. Delgado agregó también que, incluso, el tratamiento de agua del río Santa para volverla potable depende de Chavimochic.

“Ahora, si tú me dijeras un reservorio de Sedalid se ha dañado, entonces nosotros tendríamos que repararlo de inmediato. Te voy a poner un ejemplo: yo te doy el agua hasta el medidor de tu casa y de ahí para adentro eres responsable tú como dueño de la casa; ahora al revés, yo soy responsable desde que me entregan el agua en cada punto. A partir de ahí, yo soy responsable de llenar mis reservorios, de ingresarlo al sistema y distribuirlo a la ciudadanía. Si no me entregan el agua no puedo hacer nada (sic)”, detalló.

Cabe recordar que el gobernador Luis Valdez cuestionó a Sesdalib por no tener un plan de contingencia para superar inconvenientes como los que se están presentando hoy en día como consecuencia del fenómeno de El Niño Costero. La ciudadanía está disconforme con Sedalib y los funcionarios del gobierno regional. Correo

Deja un comentario