Caudal de río Chicama se incrementó

Caudal de río Chicama se incrementó (Foto Referencial)
Los caudales de los ríos en la región La Libertad mantienen un comportamiento ascendente en este mes de enero, en compasión de años anteriores, de acuerdo a un reporte estadístico que emitió la Gerencia Regional de Agricultura de La Libertad (GRALL), a través de la Oficina de Información Agraria (OIA).

De acuerdo al comparativo del día 16 de enero, los ríos como Jequetepeque en el año 2015 alcanzó los 7.34 metros cúbicos por segundo (m3/s); en el 2016 2.98 m3/s; y en este año 2017, se incrementó a 37.83 m3/s. El río Chicama en el 2015 7.12 m3/s; en el 2016 2.67 m3/s; y en este año 33.18 m3/s. El río Moche en el 2015 6.33 m3/s; en el 2016 1.23 m3/s; en el 2017 5 m3/s.

De igual manera, el río Virú en el 2015 1.83 m3/s; en el 2016 0.25 m3/s; en el 2017 2.80 m3/s. El río Santa en el 2015 140.80 m3/s; en el 2016 106.73 m3/s; en el 2017 266.50 m3/s. Debido a la escasez de agua que se sintió en los meses del año pasado, el incremento de estos caudales, sin duda, resulta favorable para los ganaderos y agricultores principalmente de los valles como Jequetepeque, Chicama, Moche, Virú, Santa y Chao, en La Libertad.

“Es una buena noticia porque los campos de cultivo que estaban totalmente secos desde hace varios meses, generaba la preocupación de nuestros hermanos agricultores. Esperamos que así como están los indicadores de los caudales en este primer mes del año 2017 se mantenga”, manifestó Hernán Aquino, gerente de la GRALL.

A su turno, Segundo Vergara Cobián estadístico de OIA, informó que la represa Gallito Ciego tiene un volumen útil potencial de 459 millones de m3 de agua, y que en el presente mes de enero presenta un volumen de total de 194 millones 48 mil m3.“Para que la población tenga una idea, esta represa sirve para abastecer con agua amas de 32 mil hectáreas de arroz”, explicó.

Con las descargas de los ríos Santa, los valles Santa, Chao, Virú, Chao y Moche renacerán desapareciendo el fantasma del estrés hídrico, de igual modo en el valle Chicama. Correo

Deja un comentario